(In)dependencia

20 Jun

La dependencia, la que nos corre por las venas. En mayor o menor medida, todos dependemos de algo, de alguien. Creemos que la Tierra depende de nosotros, cuando finalmente nos percatamos de que somos nosotros quienes dependemos de ella.La dependencia: la que nos hace aferrarnos a otras personas.

La que no permite olvidar a ese amor imposible, la que nos convierte en la sombra de nuestras amistades. Dependemos del tiempo: nos ata eternamente, o al menos hasta que se nos acaba, de repente, cuando pasamos del último segundo de nuestras vidas.

El tiempo es oro, o al menos eso vale, y no vuelve. Se marcha para nunca regresar. Lo observamos escurrirse entre nuestros dedos, con más fuerza que el agua, la luz, o el aire. Depender es como un nudo que no se puede desatar, un factor inmortal e insaciable. No podemos soltarnos. Yo dependo de mis letras. ¿Y tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: